[NOVELA] Lovesick: La caótica vida de los chicos de pantalones cortos azules {Capítulo 37. Dejarlos cambiar}

10595856_10152348397012809_2129415456_nEste post contiene la trama de futuros episodios de Lovesick Season 2. Por favor, evita leerlo si no quieres spoilers.
Lovesick: La caótica vida de los chicos de pantalones cortos azules.
Título original: Chunlamoon Noom Kang Keng Namgern by [INDRYTIMES]

Capítulo 37: Dejarlos cambiar.

Es un poco más de medianoche cuando llego a la mansión Phumipat. Aparco mi moto delante de la puerta de entrada que está tan bien cerrada, dejándome sin idea de cómo voy a ser capaz de atravesarla. Delante de mí se encuentra una enorme mansión cubierta en la oscuridad. Sólo hay una ventana que da una habitación todavía muy iluminada. Reconozco esa ventana; la conozco muy bien.

Me quedo mirando fijamente a la ventana de Phun. Entonces dejo escapar un largo suspiro, porque no sé cómo se sentirá en este momento dueño de esa ventana. ¿Está en shock por lo que ha visto o está furioso conmigo por dejar que se enterase de la verdad de la peor manera posible?

“Menudo imbécil…” me maldigo a mí mismo en cuanto golpeo el manillar de la motocicleta, sintiéndome molesto. No debería haber dejado que las cosas acabaran de esta manera. Si tan sólo hubiese tenido el valor de contárselo a Phun, probablemente no se sentiría así de mal. Por lo menos, podría haberle explicado que podía contar conmigo, que siempre me iba a tener allí. Y en vez de eso he permitido que lo descubra él sólo y que se vea obligado a huir como si no tuviera a nadie a su lado.

Me quedo mirando la ventana que todavía está iluminada. Me siento contrariado porque quiero desesperadamente entrar y explicarle todo pero al mismo tiempo me da miedo hasta llamar al timbre. Rezo para que Phun me vea aquí de pie ansioso, pero no parece tenga ni la más mínima intención de acercarse a la ventana.

El maldito iPhone me pesa una tonelada en el bolsillo de los pantalones, como si me estuviera pidiendo que lo utilizara con el fin de redimirse. Dudo por un momento antes de agarrar el teléfono y hacer la llamada.

“Ya es bastante maravilloso que seamos amigos

A pesar de que sólo podemos estar en la misma zona

A esa persona probablemente no le importará

No se pudo evitar que te enamoraras de esa persona antes

Sigo teniendo que ocultarlo todo

Para que no se me vea en ojos”

Phun sigue utilizando el mismo tono de devolución de llamada de antes (aunque ahora ya sé de qué canción se trata, gracias a Ngoi que estaba escuchándola en el salón del club el otro día.) A diferencia de la última vez, la escucho repetirse una y otra vez, varias veces. En este punto, parece poco probable que vaya a responder a la llamada.

Sigo marcando una y otra vez sin rendirme. Sé lo molesto que puede ser tener gente que sigue llamando cuando no estás de humor para hablar, pero, sinceramente, no quiero que Phun malinterprete esta situación.

El tono de llamada sigue sonando en mi oído hasta que echo un vistazo al notar una sombra, la del dueño del dormitorio, junto a la ventana. Phun está allí mirándome y al instante mi teléfono me avisa de que he recibido un mensaje de texto.

‘Por favor, déjame estar solo un rato. Te llamaré más tarde. ‘

Remitente: Phun Stu. Counc.

Y, ¿acaso hay algo mejor que pudiera hacer ahora mismo, aparte de darle espacio como me ha pedido?

***

Es sábado y me despierto con una gran resaca; me perdí cuando llegué a casa la noche anterior. Ni siquiera me importó lo cansado que estaba. Mis malditos amigos deben de me aman porque siguieron reteniéndome hasta tarde, sin parar. E incluso después de terminarnos una botella de vodka y una caja de cervezas, decidieron que no era suficiente y montaron en la moto para comprar una botella de whisky de arroz para mezclar con los Red Bull, jarabe dulce y agua mineral con gas para crear un ponche infernal. Al final, Knott y Per no podían mantener el ritmo. Se levantaron y se desmayaron en el suelo. Keng, Dong, Khom y Rodkeng dormían en el sofá que está frente a la televisión. Palm, Phong, Em, Ken y yo estábamos todo enredados y nos dormimos en la alfombra delante del sofá. ¿Y Om?

Tenía suficiente energía para subir las escaleras y dormía cómodamente en mi dormitorio. ¡Ese bastardo!

Me despierto con un estremecimiento cuando oigo los sonidos de botellas de alcohol que tintinean ya que p’Im y p’Ann están limpiando. (Ninguna de ellas duerme en casa; vienen aquí por la mañana y se van por la noche). Me levanto y me rasco la espalda desnuda ya que me quité la camisa anoche después de sentir como si estuviera ardiendo. Casi me desmayé usando nada más que un par de boxers, al igual que todos los otros chicos aquí.

“¿Y dónde está Nong Om, Nong Noh? ~” P’Im va al grano y susurra su pregunta.

Je je je. Lo único que quieres es echar un vistazo al pecho de color miel de Om ¿no es así? ¡Sigue soñando, p’Im!

Om probablemente sabía que esto podría suceder ya que movió el culo hasta arriba, a mi habitación la noche anterior.

Yo parpadeo rápido para ahuyentar mi somnolencia. Finalmente siento que estoy recuperando mis fuerzas. Lo primero que busco es mi teléfono móvil.

El iPhone no está demasiado lejos de mi alcance y lo agarro. Todo parece normal. No hay nada diferente en absoluto. Ni siquiera una sola llamada perdida de Phun.

Se siente como si nunca fuera a ser capaz de volver a sonreír.

“Podrías haberme despertado, hijo de puta.” Em murmura adormilado, quejándose. Supongo que me estaba moviendo demasiado y lo desperté. Él se estira un poco y su mano golpea la pierna de Khom que se despierta también. Khom se frota los ojos y el flequillo, golpea a Rodkeng y él también se despierta. Esto se convierte en un efecto dominó y todo el mundo está ahora despierto excepto una persona que dormía por su cuenta escaleras arriba.

“Voy a despertar a Om.” Me ofrezco a continuación y poco a poco me levanto. Camino por las escaleras mientras me rasco la cabeza. Arrastro mis pies aturdido antes de llegar finalmente frente a mi dormitorio. La puerta está cerrada y también puedo sentir el aire frío del aire acondicionado.

No fue suficiente que durmieras en una cama cómoda, ¡¿también tenías que ponerte el aire acondicionado, idiota?!

Yo frunzo el ceño antes de empujar con fuerza la puerta abierta.

“¡Maldita sea, Om! ¡Vete a la mierda ahora mismo! ¡Apestas a alcohol y tienes el descaro de dormir en mi cama! ¡Levántate y sal de las sábanas! ¡Gilipollas! ¡Despierta, maldita sea! “Tiene que estar sordo si no oye los gritos. No sé si realmente tiene problemas de audición o solo se está haciendo el listillo conmigo ya que cuando más ruidoso soy, más se cubre la cabeza con la almohada.

Me apresuro y tiro la almohada lejos. “¡Despiértate! ¿O tengo que traer a nong Mick aquí para que te despierte? ”

Oh, eso funcionó.

Esta última frase era apenas audible, pero él me escuchó. Me muestra el dedo del medio como respuesta. “Sabelotodo.”

¡No tanto como lo eres tú!

Om se rasca el pecho y el brazo un poco antes de por fin estar dispuesto a sentarse en la cama. Sacudo la cabeza a la vez que parece que no está realmente despierto todavía, entonces camino para tomar un par de toallas del armario.

“Ten. Date una ducha. ¿Quieres darte una ducha en mi habitación? Creo que los chicos sólo utilizarán el baño de abajo. “Le pregunto mientras entro al baño primero y dejo la puerta abierta. Me quito los bóxers, enciendo la ducha para que el agua golpee contra la bañera.

Escucho algunos ruidos detrás de mí, que me permiten saber que Om me está haciendo caso. “Buena idea. Me siento jodidamente asqueroso. ” Se queja mientras se quita la ropa. Me quita el cabezal de la ducha y rocía su propia espalda antes de darme una orden. “¿Puedes frotarme la espalda? Está toda llena de mierda.”

¡¿Qué demonios?! ¡No tengo energía ni para eso!

Rápidamente me niego. “Estoy jodidamente cansado”. Sin embargo, me ignora. Me empuja hacia un lado antes de darse la vuelta, como diciéndome que tengo que frotarle de todos modos. Bastardo.

“Yo te froto después a ti.” Me propone.

Qué más da a estas alturas.

Estoy todo pegajoso y un masajito suena agradable. Niego con la cabeza y luego echo un poco de agua en su espalda, empezando a frotarle espalda lentamente, con mucha fuerza.

Om y yo somos amigos desde que éramos niños. Estábamos en la misma clase en segundo grado y, por desgracia, tuvimos que sentarnos uno al lado del otro. Nuestra mala suerte no terminó ahí porque el papá de Om es mi profesor de piano por lo que terminó tomando clases de piano conmigo. (¡¿Por qué no sólo te enseñó a ti?!) Debido a esto, él y yo hemos estado juntos desde entonces. Nuestras familias son muy cercanas también. Cada vez que Pa y Ma viajan a alguna parte, siempre traen algo para el Dr. Whaen. (El padre de Om.)

En realidad no es algo fuera de lo común para nosotros tomar duchas juntos. En realidad, yo puedo tomar una ducha con cualquiera porque en realidad no soy tímido, (básicamente, porque tengo bastante confianza je je je) especialmente con Om. Crecimos tomando duchas juntos desnudos desde que éramos niños. (A veces, la lección terminaba tarde, así que pasaba la noche en mi casa cuando el Dr. Whaen no estaba cerca). Tomar un baño con él es casi como tomar un baño con un patito de goma. No me importan ninguna de las dos cosas.

Nosotros somos tan cercanos, tan cercanos que pensé que no había nada que no supiera de él. Sin embargo…

“¿Estás saliendo con Nong Mick?” Me enteré por casualidad y me cogió totalmente por sorpresa. No me sorprendió que Om esté con él, sino más bien el no tener ni idea de ello.

Om deja escapar un largo suspiro. “No, no está pasando nada” Sin embargo, no le creo.

“¿Cómo es que nunca me lo dijiste? Me siento herido, ¿sabes?” Estoy siendo directo con él porque realmente me siento de esa manera. Om vuelve a mirarme por un momento, luego se deja escapar otro suspiro y se da la vuelta.

“La verdad es que no hay nada entre él y yo. ¿Qué me dices de ti y de Phun? ¿De verdad crees que no sé lo que está pasando? ”

¿Cómo es que de pronto yo soy el centro de atención?

Dejo escapar un suspiro incluso más largo que el de Om. “Phun y yo… Somos amigos.”

En este punto, parece un poco irritado. “No vas a admitirlo, ¿eh? Tu turno, date la vuelta, me empieza a doler la espalda ” Naturalmente, yo de forma voluntaria sigo su orden. Intercambiamos lugares y pasa un tiempo antes que Om siga hablando. “Ya no me consideras tu amigo, ¿verdad?”

Por Dios, si de verdad piensa de esa manera tengo pedir tiempo muerto para poder darle bien fuete en la cabeza.

“Idiota, si vuelves a decir eso te daré un puñetazo en la cara.”

Él usa más presión para fregar la espalda y está empezando a picar. “Bueno, yo también tengo ganas de pegarte en la cara. He estado dándote un tiempo de cortesía y no he preguntado, esperando a que me lo dijeras por ti mismo, pero nunca lo hiciste. ¿Sabes?, yo no puedo dejar de pensar que no confías en mí. ”

Rápidamente le corrijo. “¡Hey, no es así! Yo no sé qué decirte. Nuestra relación no es… Algo definido. No sé cómo hacer las cosas.” Me explico lo mejor que puedo pero no encuentro las palabras. Mis manos juguetean con el agua que queda en mi cintura.

Om niega con la cabeza. “Olvídate de eso. Vosotros lo estáis haciendo bien, ¿verdad?” Me dice y me sonríe, porque Om es siempre así. Él puede decir idioteces va veces ( más bien todo el tiempo), pero se preocupa mucho por mí, hasta el punto que si me preguntaran quien es la persona que más se preocupa por mí, a parte de mis padres, ni siquiera dudaría antes de dar mi respuesta.

“Supongo…”

Om sigue hablando. “Entonces, ¿por qué estaba Phun molesto contigo anoche? Me di cuenta de que estaba actuando raro. ¿Te follaste a alguien y lo grabaste con tu teléfono?

Gee… este bastardo podría ser psíquico.

Dio casi en el clavo a pesar de que sólo es una suposición. Sostengo el agua con mi mano y lo vierto sobre mis rodillas con cautela. “Realmente no puedo contártelo, hombre. No se trata de mí. Lo siento.” Alcanzo a acariciar su brazo que todavía está fregando mi espalda un par de veces. Om acaricia mi hombro a cambio.

“Bien, simplemente ten cuidado. Puedes contarme cualquier cosa. Probablemente no te pueda ayudar demasiado ya que nunca he pasado por nada parecido pero cuando se trata de ser entrometido, quiero decir, prestar una oreja o dos, siempre puedes contar conmigo.”

Ja, revela su verdadero yo.

Quiero darme la vuelta y golpearlo, pero no me da la gana. En vez de eso debería volver a lo que le estaba preguntando. Je je je. “Entonces, ¿qué me dices acerca de ti y nong Mick? ¿Bien? ¿Vas a contármelo o no?

¡No creas que lo había olvidado sólo porque has cambiado de tema!

Puedo oír la risa de Om. “Deja que aclare algunas dudas sobre vosotros dos primero, y entonces hablamos.” Él me dice antes de agarrar el cabezal de la ducha y enjuagarse la espalda evitando que tenga cualquier oportunidad para interrogarlo. Debería haber sabido que este imbécil tomaría ventaja de esta manera. ¡Siempre!

***

Por el momento los doce habíamos terminado de tomar una ducha, vestirnos y luchar por la comida que p’Im y p’Ann habían preparado para nosotros, y ya está atardeciendo. Los chicos están vestidos con su uniforme, pantalones cortos azules con zapatos de cuero y todo, y hacen su camino para salir de casa, mientras que se despiden de p’Im y p’Ann. También prometen volver y destruir la casa siempre que Pa y Ma no estén. (¡Sois todos unos cabrones!)

Yo les guío hasta la puerta principal que da a la calle y me aseguro de que cada uno coja un taxi. Finalmente, Om es el último en salir. Antes de irse, se da la vuelta y acaricia mi espalda un par de veces para mostrar su apoyo. Le muestro una amplia sonrisa a cambio.

Ya había perdido de vista el taxi de Om hacía rato, pero todavía estaba ahí de pie, sintiéndome de repente demasiado perezoso como para volver a casa. Miro mi reloj y descubro que son pasadas las 15:00, así que decido llamar a un taxi y dirigirme a la Villa para hacer algunas compras de cosas para comer y reemplazar todos los bocadillos que esos chicos habían atiborrado en su estómago sin ninguna misericordia.

Es sábado por lo que las carreteras están muy vacías. Me llevó muy poco tempo llegar en taxi a la Avenida J desde mi casa. (El taxímetro ni siquiera llegar a los 40 baht). Después de pagarle al conductor, me dirijo al interior del supermercado para escapar del sol. Vengo a este lugar a menudo a comprar todo tipo de aperitivos. Apenas había entrado en el interior antes de que mi móvil sonara ruidosamente.

“¡Salve a nuestro anfitrión! Deseándole porciones de plata. Deseándole porciones de oros. ¡Salve a nuestro anfitrión! “

¡¿Phun?!

Ese es el primer nombre que viene a la cabeza cuando escucho mi teléfono sonando con fuerza en el bolsillo de mi pantalón. Lo agarro a toda prisa para sólo descubrir que la foto y el número en la pantalla pertenecen a Yuri… Suspiro en tanto que débilmente respondo como alguien sin ningún tipo de energía. “¿Qué pasa?”

“¿Acabas de despertar, Noh? ¿Por qué suenas tan cansado? “Creo que estoy haciendo demasiado obvio que no estoy de humor para hablar con ella. Niego con la cabeza rápidamente para dejar de pagar mi mal humor con Yuri.

“No, no. Ya hace rato que estoy despierto, pero no estoy en la Villa.” Le respondo mientras empujo un carrito de compras, mirando varios aperitivos. La voz de Yuri sigue sonando animada desde la otra línea.

“¿Tienes algún plan para mañana? ¿Vamos a ver una película? Por favor, por favor.”

Ya empezamos. Yuri es así siempre con todas sus súplicas. ¿No hace nada que fuimos de compras juntos de todos modos?

Sonrío con cansancio en el teléfono que está irradiando un aura implorante. Esta vez sin embargo, sinceramente, no tengo ganas de hacer nada en absoluto.

“Estoy un poco cansado. ¿Puedo quedarme en casa y dormir un poco? ¿Qué tal otro día? “Mi rechazo a sus peticiones probablemente suena lo suficientemente serio como para que ella deje de preguntar.

Ella murmura una respuesta aceptando mi petición como si supiera lo suficiente para no seguir molestando. “Ya veo… No hay problema. Descansa un poco. Y, ¿qué estabas haciendo? ¿Cómo es que estás cansado?” No creo que decirle que me estaba emborrachando sea una buena idea. Intentando hallar una excusa, oigo la voz alegre de una niña cerca.

“P’Noh!”

Estuve a punto de dejar el teléfono deslizarse de mi mano cuando me doy cuenta de la pequeña figura de Nong Pang de pie justo en frente de mí.

34 comentarios en “[NOVELA] Lovesick: La caótica vida de los chicos de pantalones cortos azules {Capítulo 37. Dejarlos cambiar}

  1. Muchas gracias por su trabajo, si no les molesta que pregunte ¿Continuarán haciendo Ugly Duckling: Perfect Match? Lo he estado esperando con paciencia pero parece que no vayan a continuarlo, si es así es una pena😦

  2. Gracias por su traducción. Aunque ya he visto todos los demàs capítulos del 23 al 36 que, aun no estan traducidos, espero con muchas ganes volver a verlos con los subtitulos en español. Gracias por todo. .

  3. Yo vi los capítulos del 1 al 12 con subtítulo en español y los demás cuando los veré?…ojalá se luego muy entretenido este amor enfermo….

  4. ayyy en lo mas emocionante qdo, muchas grasss me facina estare al pendiente de new cap. grass x compartir y traducir, estaa serie me encanto ya q es yaoi mil gracias.😉

  5. ¡Hola! Muchísimas gracias por traducir la historia, en serio. Está muy bien hecha con los enlaces y todo voy aprendiendo mientras leo. Y después de haber mirado la 1a temporada (gracias por eso también) me puedo imaginar perfectamente a los personajes. ¡Es genial! Aunque los nombres de los no protagonistas me siguen costando un poco… Volviendo al tema, está muy bien traducida y realmente quiero agradeceros el trabajo. ¡Seguid así!

  6. en verdad disfrute mucho las 2 tmporadas de love sick qe he visto. me parece admirable su trabajo y deseo qe sigan cn esta labor gracias

  7. Hola! espero que sigan subiendo los capítulos de la novela, de todos modos estoy teniendo problemas para encontrarla en ingles, me gustaría si pudieran dejar algún link para continuarla en ese idioma, igual seguiré esperando que la suban en español por acá… pero para ir adelantando algo, mil gracias por su duro trabajo y sigan así!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s