[NOVELA] Lovesick: La caótica vida de los chicos de pantalones cortos azules {Capítulo 10. Todo lo que puedo hacer}

10595856_10152348397012809_2129415456_n

Este post contiene la trama del episodio 5 de Lovesick The Series. Por favor, evita leerlo si no quieres spoilers.
Lovesick: La caótica vida de los chicos de pantalones cortos azules.
Título original: Chunlamoon Noom Kang Keng Namgern by [INDRYTIMES]

Capítulo 10: Todo lo que puedo hacer

Siento como si mi vida fuera un episodio repetido de algún programa porque aquí estoy otra vez, a pesar de que estuve aquí justo ayer.

Hay un montón de estudiantes y diferentes tipos de trabajadores cerca que están dando una vuelta por Siam Square, el lugar más concurrido y de moda en Bangkok. Para ser honesto, lo que más me desagrada actualmente, después de las serpientes, es caminar por Siam Square, porque es realmente caótico.

Y de verdad, si no fuera por el hecho de que esto es importante, no habría venido aquí. Como sea, me despedí de Phun hace media hora y he estado siguiéndolo sin que se diese cuenta desde entonces.

Me quejo mentalmente porque sigo vigilando a Phun, quien no está tan lejos de donde yo me encuentro. Sigo evadiéndolo, así no podrá verme. Y ya que lo estoy siguiendo, puedo ver a todas las chicas que pasan a su lado mirar hacia atrás y soltar risitas entre sus amigas. Esto es bastante divertido. No hubiese sabido que Phun está muy solicitado por las chicas, si no lo estuviera siguiendo de esta forma.

Continué siguiéndolo hasta que llegó al lugar donde se iba a encontrar con… ella.

Pero aparentemente Aim todavía no había llegado. Miro como Phun entra al recién abierto Starbucks al lado del restaurante Pachino. No puedo verlo claramente hasta que se sienta a un lado de la pared de vidrio. (Bueno, técnicamente todas sus paredes son de vidrio transparente.) Decidí caminar cerca de la tienda Jossue, así podría mantener vigilado a Phun. Sin embargo, él no me puede ver porque está sentado de espaldas.

Me sentí molesto viendo allí a Phun, leyendo mientras esperaba a Aim. Esa mujer forzó a mi amigo (que está enfermo) a salir y verla, ¿encima tiene el descaro de llegar tarde? Esto es muy frustrante.

Camino de un lado a otro tantas veces que uno de los comerciantes empieza a desconfiar de mí, así que decidí caminar hacia un puesto y comprarme una bebida. Regresé y Phun seguía sentado allí, exactamente en el mismo lugar. ¿Ha quedado con su novia o solo está buscando un nuevo lugar para leer?

Media hora después, finalmente veo a Aim caminando hacia el Starbucks, sigue usando su uniforme escolar. Afortunadamente, su piel es tan brillante que la localicé justo a tiempo para esconderme y que no me viese. Inmediatamente fingí ser un cliente en Jossue. (El dueño probablemente está desconcertado porque antes estuve caminando frente a su tienda durante lo que parecieron años y ahora entré.) Porque sé que mis brillantes pantalones azules destacan tanto como ella. Esas chicas del convento son rápidas localizando los pantalones azules que llevamos en nuestra escuela.

Estaba fingiendo mirar la ropa de la tienda (toda la ropa que había era de mujer) mientras echaba un rápido vistazo de vez en cuando para vigilarlos. A primera vista parecen bastante alegres. Pero recuerdo que antes de que Phun saliera de casa, su fiebre había vuelto.

Por eso estoy tan preocupado.

Pacientemente espero a que ambos terminen de tomar sus cafés y pasteles.  Pasó bastante tiempo hasta que finalmente salieron.  Seguirlos es más fácil que mirarlos sentados en un lugar. Al menos, no tendré al dueño de una tienda mirándome raro. Continué siguiéndolos desde la otra acera. Recuerdo que Aim quería comprar zapatos.

Pero en cuanto llego a la acera donde están ellos, soy sorprendido por una gran cantidad de gente parada frente a las tiendas. Hay tantas personas que estoy empezando a sentir que Phun no sobrevivirá. Hay muchas mujeres comprando antes de volver a sus casas. El camino se reduce debido a la cantidad de gente. Ansiosamente vigilo a Phun. No solo está enfermo, sino que lo veo cargando la cartera de Aim y también otra bolsa. Realmente quiero golpear su cabeza por ser excesivamente atento.

Miro cómo Aim entra y sale tienda por tienda. Pero no parece que haya comprado ningunos zapatos, o algo por el estilo. ¿Qué? ¿Es tan difícil comprar zapatos? ¿Está intentando buscar un par de zapatillas de cristal de Cenicienta? ¿Por qué no piensa sobre el tipo de zapatos o qué tiendas visitar antes de ir a comprar? ¿Por qué está arrastrando a mi amigo de esta forma?  

Lo admito, estoy increíblemente enfadado ahora mismo. Continúo masticando la pajita de mi bebida mientras los sigo durante un largo rato, tanto que estoy empezando a enfadarme conmigo mismo. Además, el cielo se ya se está volviendo morado.

Al final, los tres llegamos al área de bonanza, que está incluso más llena de gente que la anterior. -_-“¿Por qué está todo el mundo aquí? ¿Es que alguna tienda está regalando algo? Llevaré algunas cosas a casa para mi madre. Dudo que alguien como Aim comprase algo en este lugar.

Justo como sospechaba, esos dos caminaron sin rumbo fijo. (Casi los pierdo un montón de veces.) Del primer piso al tercero, después se recorrieron la plaza 29. Se fueron sin comprar ni lo más mínimo. Sigo viendo solo la cartetra y la bolsa en la mano de Phun. (¿Cómo ha resistido todo este tiempo?)

Phun está prácticamente muriéndose, ¡¿es que no puedes verlo, Aim?!

Me siento más y más frustrado cuanto más sigo a estos dos. Continuamos a lo largo de la calle de al lado, cerca de Siam Square por un momento antes de que Aim llevara a Phun dentro de una tienda de ropa para mujeres.

Levanté mi vista y leí el letrero de la tienda que decía Indy. Esta también es una de las tiendas favoritas de Yuri. Sacudo mi cabeza, no hay forma de que pueda entrar a una tienda tan pequeña. Decidí caminar por la librería Dokya y esperar allí mientras ojeaba algunos libros.

Después de un rato, tiempo suficiente para que terminase de leerme 3 cómics, veo que esos dos finalmente salen de la tienda de ropa. (Por supuesto, tuve que agacharme dentro de la librería) No puedo evitar preguntarme si compró todo lo que había en la tienda porque todo lo que veo frente a mí es una enorme bolsa en la mano de Phun. No tengo ni idea de si es ropa o zapatos. Solo espero que ahora deje a mi amigo irse a casa.

Pero… ¡¿Por qué se están dirigiendo a Siam Paragon?! -_-“

Me arrastro tras esa adorable pareja sin rendirme. Por Dios. Estoy muy cansado, no puedo imaginar en qué condición estará Phun. Él sigue enfermo y está siendo obligado a continuar con este maratón. Si pudiera, correría, lo agarraría de su collar y lo arrastraría a casa yo mismo. Pero no creo que Phun esté de acuerdo en eso.

Siam Paragon no está tan lleno como las otras áreas, pero este lugar es gigante. Ya estoy cansado solo de pensar en lo enorme que es. No me digáis que esta chica planea hacer caminar a mi amigo también por todo este lugar. ¡Se va a morir! (Si no muere él, entonces lo haré yo.)

Continúo siguiéndolos hasta que entran a una tienda de una sofisticada marca. (Mi tía es una clienta regular de esa tienda) Vale, entonces. No hay forma de seguirlos hasta allí.

Estoy dando vueltas cerca de la tienda mientras prácticamente voy enloqueciendo porque me estoy preocupando mucho por Phun. Vi su cara antes de que entrara. Estaba casi tan pálido como esta mañana.

¿Quién puede ser agradable a todas horas? Soy una persona, no un personaje de un drama de televisión.

¡Mierda! Mi móvil está sonando ruidosamente en el bolsillo de mi pantalón. Rápidamente contesto sin siquiera mirar el identificador de llamadas.

“¿Hola?”

“¿Qué estás haciendo, Noh?”

¡Es Yuri!

Tartamudeo, pero luego me doy cuenta de que no estoy haciendo nada malo. “Solo haciendo unos recados. ¿Qué pasa?”

“No mucho, escuché que no fuiste a la escuela hoy, así que te llamé para ver cómo lo estabas pasando. Estaba preocupada porque pensé que podrías estar enfermo.” Esas palabras realmente me hicieron sonreír.

“¿Quién te dijo todo eso?”

“Tengo contactos, hehe. Estoy feliz de que no estés enfermo. ¿Dónde estás ahora mismo? Se escucha mucho ruido.” Si le digo que estoy en Siam Paragon, querrá venir a verme. Normalmente después de la escuela pasa su tiempo por aquí. Los pequeños engranajes de mi cerebro empezaron a girar.

“Solo estoy haciendo un recado, me tengo que ir. Adiós.” ¡Y ahí voy! No me importa que vayan a acusarme de ser cruel, solo necesito librarme de la situación actual ^^”

Phun y Aim aparecieron momentos después de que colgase el teléfono. Veo una brillante bolsa roja con el logo de la tienda. Los veo acordar algo antes de dirigirse a la entrada del centro comercial.

¡¿Por fin se van?! ¡Eso me gusta más! Salgo volando y casi olvido que tenía que salir detrás de ellos para que no me viesen.

Phun sigue parado frente al centro comercial mientras lo carga todo (una cartera de la escuela, una bolsa de mano, y otras dos bolsas de compras) mientras espera por un taxi con Aim que está sujetando un granizado que compró en Siam Paragon. La cola para coger un taxi es bastante larga, como si las personas estuvieran esperando en la cola para comprar entradas de un concierto de P’Bird Thongchai. Me doy cuenta que Phun se está balanceando de un lado a otro.

Le echo un vistazo a la figura alta de mi amigo que se está balanceando. Incluso a esta distancia puedo ver que está blanco como el papel. Realmente me estoy empezando a asustar. Y entonces,  lo que temía que sucediese, estaba sucediendo.

Todas las cosas que Phun sujetaba caen al suelo  junto con su propio cuerpo. Me rehúso a dejar que esta escena continúe, así que corro para sujetarlo con todo mi cuerpo antes de que la gravedad tome el control y haga que su cabeza golpee el pavimento.

Phun está ardiendo como si estuviera en llamas. “¡Phun! ¡¿Estás bien?!” Le pregunto a pesar de que no espero ninguna respuesta. Lanzo una mirada de pánico al guardia de seguridad más cercano para que pueda conseguirnos un taxi lo más rápido posible.

“¡¿Noh?!” Escucho la voz de sorpresa de Aim, pero en este momento no me importa nada más. Arrastro a Phun de la parada de taxis para que pueda sentarse al lado de la cascada. Aflojo su cinturón y cojo todas las bolsas de Aim que están en el suelo.

Aim camina a mi lado. Pero hasta ahora ni quiera he mirado la cara de esa mujer. No debería haber dejado que esto sucediera. Para ser honesto, debería estar odiándome a mí mismo por dejar que esto le sucediera a Phun, porque yo fui el que lo dejó salir de casa.

“Phun hoy no se encontraba bien.” Le dije sin mirarle a la cara, así que no tengo ni idea de cómo reaccionó a todo esto. En este momento me está costando mucho controlar mis emociones.

“¡Noh!” ¡Mierda! Me encojo con todas mis fuerzas al escuchar esa vocecita afilada diciendo mi nombre. No necesito mirar para saber quién es. ¡¿Por qué de todos los momentos tiene que aparecer justo en este?!

“¿Por qué no me dijiste que estabas por aquí, Noh? Oh, ¿Aim? ¿Phun?” Ella preguntó mientras corría donde yo estaba. Es lo suficientemente inteligente para comprender la situación en cuanto ve a un Phun inconsciente sentado a mi lado, así que decide dejar de hablar.

“Te dije que estaba haciendo un recado. Tú y Aim podéis iros a casa solas, ¿verdad? Voy llevarme a Phun de aquí.” No espero que me respondan y le arrojo todas las bolsas a Aim antes de ayudar con mucha dificultad a un inconsciente Phun a entrar al taxi.

Sería mala idea llevarlo a su casa. Supongo que lo llevaré a la mía por ahora.

Traducción al inglés: KudaLakorn
Traducción al español: Thai Underground Fansub

2 comentarios en “[NOVELA] Lovesick: La caótica vida de los chicos de pantalones cortos azules {Capítulo 10. Todo lo que puedo hacer}

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s