[NOVELA] Lovesick: La caótica vida de los chicos de pantalones cortos azules {Capítulo 4. ?!}

10595856_10152348397012809_2129415456_n

Este post contiene la trama del episodio 2 y 3 de Lovesick The Series. Por favor, evita leerlo si no quieres spoilers.
Lovesick: La caótica vida de los chicos de pantalones cortos azules.
Título original: Chunlamoon Noom Kang Keng Namgern by [INDRYTIMES]

Capítulo 4: !?

“P’Phun ¿Quién es?”

Esa voz me hizo estremecer. Sabía quién era, por supuesto. Sé exactamente quién era esa chica, con su cara de confusión aunque con una mirada llena de malicia, que estaba de pie detrás de Phun.

¡Ahí está! ¡La legendaria nong Pang!

¡¿Es tarde para enviar la bat-señal?!

Me sobresalté al verla, como si hubiese visto a un fantasma. (Para ser honesto, ver a un fantasma habría sido una mejor opción en aquella situación). De todos modos, Phun parecía tener la situación bajo control. (¿Creo?) Respiró profundamente antes de girarse hacia su pequeña hermana mirándola con una sonrisa en el rostro.

Oye… Tío… ¿Podrías no estar tan feliz? Tengo… miedo…

“¿No me habías dicho que te ibas a la cama?” Fruncí las cejas al escuchar cómo Phun hablaba con tanta amabilidad a su hermana. Ahora entiendo por qué todas las chicas del convento están enamoradas de él. Pensaba eso mientras abría los ojos al ver cómo Phun acariciaba la cabeza de su hermana pequeña. Es un buen hermano. Por alguna razón, esa imagen me tranquilizó. No podría explicarlo.

“No podía dormir, así que bajé para ver si papá ya había vuelto a casa. Entonces te vi.” La pequeña revoltosa le respondía mientras no me quitaba el ojo de encima. Te parezco familiar, ¿verdad? (La última vez que la vi fue durante la competición de fútbol. Nong Pang fue para ver a Phun, él ayudaba con los suministros. Yo fui el que avisó a Phun de que había venido su hermana.

Miré a Pang y le sonreí, mostrando mis 32 dientes. (Pensaba que se me iba a desencajar la mandíbula) Y vi cómo Phun se giraba hacia mí y me sonreía, sintiendo en ese preciso momento un escalofrío recorrer mi espalda.

“Oh… Bueno, un amigo… Ha venido a verme.” Y volvió a mirar a Pang. ¿Por qué ha puesto tanto énfasis en la palabra amigo? (Incluso ha alargado la palabra)

“¿Amigo?” Podía verlo en los pequeños ojos de esa revoltosa. Había algo que no me gustaba. ¡¿Estos dos me están gastando algún tipo de broma de mal gusto?!

“En realidad…” Phun volvió a retomar la conversación sin dejar de mirar a su hermana mientras me lanzaba algunas miradas. No se había dado cuenta de las miradas de pánico que le estaba devolviendo.

“Dijiste que querías conocer a P’Noh, así que le pedí que viniese” ¡¿QUÉ HA SIDO ESO?! ¡Te desafío a que lo vuelvas a repetir mirándome a la cara! ¡Bastardo! ¡Imbécil! ¡Más le vale tener cuidado!

“¿Yo quería conocer a P’Noh?”

“Dijiste que… Que querías conocer a mi novio, ¿no?”

¡¿En qué momento acepté?!

¡¿Tengo amnesia o es que te estás inventando las cosas sobre la marcha?!

Estaba a punto de levantarme y golpearle en la cabeza, pero cogió suavemente mi mano antes de que pudiese hacer nada.

¿Esto es en lo que se ha convertido mi vida…?

Finalmente me arrastraron hacia el interior de la residencia Phumiphat. (Y esta vez también intenté resistirme). Estos dos hermanos son igual de molestos. Una vez Pang había descubierto que iba a ser su “cuñado” (¡Me estoy volviendo loco!) le insistió a su hermano para que me diese un vaso de agua. (¿No podía traerlo a la calle?) Y Phun decidió aceptar todo lo que decía su hermana. Me dijo que los mosquitos nos picarían si nos quedábamos fuera. (¡Habría sido más fácil si me hubieses dejado volver a casa!)

Y por supuesto, siempre pierdo en este tipo de discusiones. Hay un dicho, “Tu boca se ahoga, así que las espinacas están a la deriva”* Finalmente sé lo que quiere decir. Así que, aquí estoy, sentado en el sofá de la sala de estar de la residencia Phumipat. Mientras que Pang está sentada en un sillón cerca del sofá. Y Phun… Está sentado tan cerca de mí que prácticamente podría sentarme sobre sus piernas.

“¡¿Por qué estás tan cerca?! Hace calor” Le dije a Phun en voz baja para que Pang, quien estaba viendo una serie inglesa, no me pudiese escuchar. El imbécil este se rió de mí respondiendo con una sola mirada.

“¿Tienes calor? ¿Quieres que encienda el aire acondicionado?”

“¡No! ¡Aléjate!” ¿Por qué es incapaz de pensar algo tan simple? -_-“

En lugar de eso, me miró con una sonrisa maliciosa. “¿Cómo voy a hacer eso? Tenemos que parecer convincentes, Noh” ¿Por qué demonios habla sobre ser convincente? ¡Es él el que está haciendo todo esto en contra de mi voluntad!

“¿De qué demonios estás hablando? ¡Muévete!” Ya empecé a faltarle al respeto. Me negué a dejar de intentar que se alejase de mí, finalmente parecía que me iba a dejar ganar esta vez.

Suspiré con tranquilidad, ya que Phun se alejó un poco de mí (Aunque igualmente estábamos sentados el uno al lado del otro. Aunque esa tranquilidad no duró demasiado. ¡Phun decidió rodear mis hombros con uno de sus brazos!

¡¿En serio?!

Me di cuenta de que Pang nos miraba. Sus ojos brillantes, aunque había algo extraño en ellos, parecían estar llenos de felicidad y calidez, no podría explicarlo. Pero fuese lo que fuese, me daba escalofríos.

¡Por favor, sigue viendo la televisión, Pang! T_T

“P’Noh. ¿Cómo vas a volver a casa? Es muy tarde.” Nong Pang me disparó una pregunta. Pero… ¿Era más que eso? No, no, no. Esto no está bien. Tendría que cambiar la dirección de esta situación, sería lo más seguro. Miré mi reloj y me di cuenta de que realmente, era demasiado tarde. Va siendo hora de escapar del nivel 18 del infierno.

“He venido en moto. Tendría que irme ya. Adiós, Phun.” Me di la vuelta para despedirme de aquella pequeña problemática, la cual se había levantado. Aunque parecía que la revoltosa no quería dejarme marchar.

“¡P’Phun! ¡¿Cómo puedes dejar que P’Noh se vaya a estas horas?! ¡¿Y si le pasa algo?! ¡¿Quién será el responsable?!” ¿Qué demonios? ¡Tengo 17 años! ¡Puedo cuidar de mí mismo, Pang!

“Uh…”

“P’Noh. ¿Por qué no pasas aquí la noche? Por favor. Puedes dormir en la habitación de P’Phun. No puedes irte a estas horas, es demasiado peligroso.” ¿Qué tengo que hacer en esta situación? Es como tener un gatito agarrado de tu brazo -_-” Si hubiese podido me habría encantado darle una patada y ver cómo se alejaba rebotando.

Esos pequeños labios seguían moviéndose, parecía que no iban a parar en ningún momento.

“P’Phun, no puedes decirme que tienes novio para que hable con papá. Si no cuidas de P’Noh, no te ayudaré.” ¡Mierda! ¡¿Qué dices?! Hay un signo de exclamación gigantesco dibujado por toda mi cara. Estoy a punto de desmayarme.

“Um, Noh. Tendrías que quedarte aquí a dormir. Si te vas a casa… heh… Puede ser peligroso. Heh… Heh.” Mira cómo se ríe. Claramente se está mofando de mí. Mierda, Phun, si no vas a ayudarme por lo menos no hagas que esto sea peor. Ugh ¡¿Qué insulto tendría que gritarle primero?!

“¿Cómo voy a quedarme? Mañana tenemos clase. No he traído el uniforme.”

“Puedes llevar el uniforme de P’Phun.”

“No puedo hacer eso. La identificación no es la misma.” Esto no llevará a nada. A ver quién gana este debate.

“No pasa nada, hermano*, no se fijan en eso. E incluso aunque lo miren y te pregunten, siempre puedes decirles que has tenido que pasar la noche aquí y que te he dejado uno de mis uniformes.” ¡No estás ayudando, Phun! ¡Mierda! ¡Tu amabilidad me emociona!

¡Estoy conmovido!

“…” Sin palabras. Me he quedado mudo.

“Es mejor que subáis y os duchéis. Los dos. Intentaré hablar con papá, P’Phun.” Pang nos hablaba mientras nos acariciaba la espalda a ambos y nos forzaba a salir del salón para que así pudiésemos ir a la suite de nuestra luna de miel (??). Los ojos de Phun se abrieron considerablemente al escuchar lo último que dijo Pang. Por otro lado, yo me estaba empezando a deprimir por culpa de toda esta situación.

¿Qué quiere decir con “intentaré”? ¡¿Cuánto tiempo voy a tener que estar atrapado en esta situación?!

“No te preocupes por el dinero del club. Me encargaré de ello.” Phun me susurró. Ya me había olvidado de eso.

¡¿Merece la pena!?! ¡¿De verdad?!

Aclaraciones:

*Noh recuerda el proverbio mal, literalmente sería algo como “Tu granja se inunda, así que la espinaca se va a la deriva”, quiere decir que aunque hables mucho no estás diciendo nada interesante. Noh lo ha mezclado con otro proverbio “Tener la boca llena de agua”, que quiere decir que estás en cierta situación en la que no puedes hablar.

** En este caso “Hermano” lo dice de una forma religiosa. Parece que la escuela de Noh y Phun es un colegio privado católico.

Traducción al inglés: KudaLakorn
Traducción al español: Thai Underground Fansub

3 comentarios en “[NOVELA] Lovesick: La caótica vida de los chicos de pantalones cortos azules {Capítulo 4. ?!}

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s